Soflama zombie

El mundo de los locos es esa cola del paro que vemos en el telediario y nos importa una mierda cuando la vemos. O no hacemos nada, que es exactamente lo mismo. Es ese en el que vemos pasar políticos por los juzgados y vemos como van reduciendo sus penas hasta al final siempre quedarse todo en nada y esa nada somos nosotros, porque tampoco hemos hecho nada para evitarlo. Delegamos tanto que al final todo se ha desmadrado.

Ese mundo de locos en el que Jordi Pujol, antes Watto en Desafío Total, hoy hombre sin honor por haber defraudado a hacienda, es decir, a todos, aparece en televisión y acojonantemente no quitamos la televisión, y eso pasa y es que un minuto después ves al inefable e infame Aznar hablando sobre que le dejen embutirse alcohol y luego conducir y seguimos sin quitar la televisión. Y así minutos y minutos y minutos de nuestra vida.

Vemos como todo se desmorona y seguimos votando a la misma gentuza porque somos unos jodidos borrego y no conocemos a los demás partidos porque ni los hemos buscado ni nos interesa participar en el sistema democrático porque sabemos que todo es mentira. Somos zombies, y creo que hasta nos gusta serlo. Nos gusta ser zombie. Ser un zombie es la hostia. Solo comes y te mueves. Te comunicas con gruñidos con otros zombies y te pasan cosas. Pero ya está.

Apaga la televisión de este mundo de locos y enfermos y lucha contra esos locos y esos putos enfermos mentales que están en guerra contra ti. Que el apocalipsis zombie se produzca, pero con nosotros como protagonistas contra los cabrones que dirigen este mundo.

Deja una respuesta