El mismo divino estilo

Voy para Barna, voy con huesitos, voy al cielo

y nada nos sacará de este, nuestro perfecto sueño

hecho realidad gracias a finos hilos del destino

que quieren, quisieron, querrán reunir dos almas que comparten la misma existencia retro

el mismo divino estilo.

 

Siempre deseando coger un tren para ir solo

aislado, retirado, cretino, viajes no molongos, absurdos, vacíos, con sabor a poco

pero ahora… ahora deseo jugar a ese juego de bolos con ella

en la pulida pista brillan sus ojos de estrella

aterrizan las luces en su oscuridad, lo fosco besa los lúmines en su sombra

haciendo sombra a las bolas que rebotan en bolos que nunca caen porque quedan

suspendidos en un relámpago de amor de una mirada eterna entre dos freaks de buen agüero.

 

Soñé esta noche que ella amaba mis palabras

y sé que ocurrirá algún día.

 

Deja una respuesta