Lo evidente

Te escribo, te quiero, me escribes, me quieres, te respondo, no contestas y

tardas, y vives tu vida, y espero, espero, y apareces y me llenas de vida; enciendes mi luz,

como siempre.

 

Te escribo, te quiero, me escribes, me quieres, te respondo, no contestas

y mientras lo haces vivo el sueño de estar contigo en un futuro en el que la luz que me enciendas

tenga fotones reales tan fuertes como los imaginarios,

donde sienta que nuestra lamparita de noche esté como nosotros de caliente.

 

Te escribo, me escribes, nos queremos, y veo que un emoticono no llega a donde sí llega mi voz,

mi corazón, mi cerebro y mi cuerpo, pero paro y creo que conseguiré convertir con mi magia

a todos esos bits en besos, palabras, y risas sin precedente.

 

Te escribo, me escribes, nos queremos, y día sí, día también, te echo de menos. Eso, es lo evidente.

Deja una respuesta