La puerta y su momento

Uno sabe que es el momento cuando mira hacia atrás y sabe que no podía ser de otra manera, cuando mira hacia adelante y ve un futuro dorado.

Uno sabe que es el momento cuando contempla la puerta y está a punto de abrirla y sabe que lo mejor que puede hacer en la vida es abrir y romper su candado.

El momento de pasar de ser un ser moribundo adormecido a ser un gladiador, una bestia de la naturaleza y un poeta griego, épico, tenaz, y con un peligro de cuidado.

El momento de salvar, el momento de soñar, el momento de dar las gracias por dar ese paso, con el gracejo de un impulso invisible que crece en ti haciéndote selfies matutinos, entre sábanas de color azulado.

Deja una respuesta