Un bicho raro

Come en sitios brutalmente llenos sin poder digerir bien ni la comida ni la conversación.

Conduce por carreteras absurdas diseñadas por ingenieros drogados para ir donde no te conviene.

Cómprate ese nuevo televisor de cien mil pulgadas para destrozarte los iris viendo infra-programas.

Consume. En resumidas cuentas, eres un jodido consumidor, no una persona. Ellos lo quieren así.

 

Crece en un mundo en donde hay concursos de belleza infantil y no haces nada.

Camina sin rumbo por tu vida traumatizada por golfos que nunca tendrán su merecido.

Comprueba como la lotería de tu vida está amañada.

Consume. En resumidas cuentas, eres un borrego informatizado, no una persona. Ellos lo quieren así.

 

Cambia tu mundo con valor, da el paso, enfréntate a la vida y a sus consecuencias.

Corrige todo aquello que veas mal, saca a la persona, y mata al consumidor y al borrego.

Comunica al mundo que ya estás harto de sus putas costumbres creadoras del mal.

Coincidirás conmigo en que cuando empieces a hacerlo, serás lo que siempre deberías haber sido. 

 

Deja una respuesta