Mi cabeza me rompió y yo me rompí la cabeza

Le llamaba Biscooter
Me seguía

Su padre estaba en Noruega con ella
Su madre al menos vivía

Eran gatitos que estaban en un piso de mierda
Con mi cabeza, mis chinchetas, mis traumas y supongo

Que algún día
Mis alegrías

Deja una respuesta