El despertar de Mascletá de Pierre Nodoyuna

Pierre Nodoyuna y Patán son una pareja fascinante. Empecemos por Patán. Es un perro que lo único que hace en la vida es descojonarse de su dueño. No hace planes, no se le ve con otros perros, no parece que le importe mucho que todos los planes de Pierre se vayan al carajo. No. Su vida entera es descojonarse de él, estar ahí cuando le vienen mal dadas, estar delante cuando tiene que pagar las facturas de todos los desmanes de Pierre a la hora de cazar al palomo mensajero o de ganar la carrera de los autos locos. Él está ahí de paquete  siempre, en el avión o en el coche, aunque claro, es Patán, su amo le ridiculiza llamándole así y de hecho si él se la pega, Patán también, pero le da igual y eso me fascina. seguir leyendo