El diámetro de tu mundo

La gente puede considerarte un perdedor, cuando realmente eres un ganador nato y son ellos los perdedores. En tu pequeño mundo, eso puede ser un fastidio si valoras lo que te digan los demás más que tu propia opinión.

También ocurre lo contrario.

La gente puede considerarte un ganador, cuando realmente lo único que has hecho en tu vida es perder y perder. Dignidad, vergüenza, decencia y raciocinio. Tu mundo puede ser grande, pero está desierto de vida y de autenticidad. Es, en verdad, pequeño. seguir leyendo