Maratones

Hay errores que recorren maratones en ti

y aciertos maravillosos

Vives, más que andar, corres, te sientas, ves la tele, andas,

se fijan otros en quién eres, se fijan en mi

Y no saben de mis dientes marcados por mis

golpes temblorosos

Esos realmente no me hablan, sólo me ven pasar, quizá susurran

con calor, hojas de otoño, piscinas que no visito, con mi calle de chincheta

en mis ojos llenos de humedad.

Por lo que me pasa y me seguirá pasando,

Por lo que me come por dentro

Como el león de la Metro rugiendo seguir leyendo